Cargando el contenido...

2019-09-05    17:33:28

Sener impulsa desarrollo de más campos no convencionales

Por Roberto Noguez Noguez

México, 5 Sep (Notimex).- A pesar de la negativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para el uso del fracking en México, la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) consideran este tipo de campos no convencionales dentro de su estrategia.

Como parte de los cambios propuestos por la Sener en “Asistencia Técnica para la evaluación 2019 del Plan Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos”, la dependencia propone la ampliación de 53 kilómetros cuadrados en dos bloques no convencionales.

Según lo expuesto por el organismo regulador en la 53 Sesión Extraordinaria, uno de los bloques incluidos por la Sener tiene una superficie de 298 kilómetros cuadrados, recursos prospectivos no convencionales por 48.5 millones de barriles de petróleo crudo equivalentes y cuenta con los campos Casa Roja, Hechicera y Vacas.

Mientras que el segundo bloque propuesto por la Secretaría tiene una extensión de 300 kilómetros cuadrados, recursos prospectivos convencionales por 2.7 millones de barriles de petróleo crudo equivalentes y cuenta con el campo Primo.

Asimismo, la Comisión Nacional de Hidrocarburos propuso la incorporación al plan de la dependencia de cuatro bloques no convencionales, de los cuales el Kernel tiene un tamaño de 273 kilómetros cuadrados y un volumen remanente de gas de 396.3 de miles de millones de pies cúbicos.

En tanto, el Batial-1 cuenta con una superficie de 319 kilómetros cuadrados; el Anhélido Este-1 un tamaño de 323 kilómetros cuadrados, recursos prospectivos no convencionales por 127.8 millones de barriles de petróleo crudo equivalentes.

A su vez, el Anhélido Este-2 cuenta con una extensión de 318 kilómetros cuadrados, recursos prospectivos no convencionales por 127.8 millones de barriles de petróleo crudo equivalentes, según la CNH.

El director general del Potencial Petrolero, Christian Uriel Moya, detalló que se proponen bloques nuevos en dos áreas, en la región límite de la Cuenca de Burgos y Sabinas que consiste en la incorporación de un área no convencional asociada con el campo Kernel-1 y a otra área no convencional asociada al descubrimiento no comercial al asociado al pozo Batial-1.

“Los otros dos bloques en la categoría de no convencionales pretenden abarcar el tren prospectivo, la tendencia prospectiva, que ha sido probada por Pemex respecto de áreas no convencionales y asociadas al play jurásico superior en la Cuenca de Burgos”.

En este sentido, destacó que esta tendencia ha sido probada por el pozo Céfiro-1, el Nuncio-1 y Semillal-1, este último recientemente perforado por Pemex, “entonces los dos bloques propuestos pretenden complementar en superficie ese tren prospectivo, los cuales además se encuentran aledaños asignaciones de exploración no convencional de Petróleos Mexicanos”.

-Fin de nota-




NTX/RNN/MDT/EM/HIDRO/
CONTENIDO RELACIONADO