Cargando el contenido...

2019-04-07    09:58:13

Fracking, más que seguridad energética, un riesgo para el agua

Por Roberto Noguez Noguez

México, 7 Abr (Notimex).- En México se han perforado al menos 924 pozos mediante fractura hidráulica en los últimos 12 años, a pesar de los riesgos al medio ambiente que representa esta técnica, principalmente al agua, ya que los líquidos residuales contienen alrededor 750 diferentes tipos de productos químicos, entre ellos algunos de gran toxicidad como el metanol, benceno, tolueno y etilbenceno.

De acuerdo con la asociación Cartocritica, en los últimos dos sexenios, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha utilizado el fracking para la perforación de 47 pozos en Coahuila, 182 en Nuevo León, 233 en Puebla, 13 en Tabasco, 100 en Tamaulipas y 349 en Veracruz, para lo que ha contratado empresas como Halliburton, Schlumberger o Baker Hughes.

Claudia Campero, miembro de la Alianza Mexicana Contra el Fracking, señaló en entrevista con Notimex que los riesgos de la fractura hidráulica son múltiples, pero los más frecuentes van relacionados al agua, ya que esta práctica requiere grandes volúmenes del líquido, de entre nueve y 29 millones de litros por pozo, lo cual puede estar en competencia con otros usos localmente, como el agrícola o consumo de las poblaciones.

Según Cartocritica, el ritmo de explotación anual de nueve mil nuevos pozos en Estados Unidos, que se pretende exportar a México, supondría un volumen de agua equivalente al necesario para cubrir el consumo doméstico de entre 1.8 y 7.2 millones de personas en un año.

Sin embargo, destacó que lo más dañino es la contaminación, dado que en el proceso se mezclan agua, arena y químicos, y se introducen en los pozos para fracturar las rocas y liberar los hidrocarburos.

“Cóctel” que al salir no solo trae consigo el petróleo o gas, sino también, metales pesados, incluso puede haber material radioactivo que se encuentre en las formaciones rocosas, alertó.

Y es que se han identificado 750 tipos diferentes de productos químicos en los fluidos de fracturación analizados, entre ellos, sustancias de gran toxicidad como el metanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno, incluso materiales radioactivos, como el radón, que se encuentran en el subsuelo.

Pese a este gran riesgo, a la fecha no existe tratamiento efectivo para el agua residual, cuyo manejo utilizado por las empresas ha sido aislarla e inyectarla en pozos letrina, una solución poco viable ya que se ha comprobado que estos pozos filtran y se han contaminado acuíferos enteros.

Claudia Campero expuso que es cuestión de tiempo que estas previsiones puedan fallar, ya que de manera inmediata, el 6.0 por ciento de ellas tienen filtraciones, pero con el tiempo, eventualmente todos los posos tendrán alguna fuga, de hecho, se estima que en 40 años, entre el 40 al 50 por ciento tendrá alguna fuga por la degradación de materiales.

“Existen otros como la contaminación del aire, además del cambio climático, ya que estamos en una situación donde los científicos han llegado a un consenso que tenemos que detener nuestra dependencia los combustibles fósiles y transitar a otro tipo de energía", apuntó.

Sostuvo que seguir extrayendo combustible fósil "ya no es viable si no queremos sufrir mayores consecuencias del cambio climático”, afirmó.

La activista consideró positivo que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declare que no se va a permitir el uso del fracking para la explotación de hidrocarburos en el país.

Sin embargo, dijo que esto es insuficiente porque todo el marco legal sigue permitiendo que se realice, se ha asignado presupuesto a Pemex, y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ha dado autorizaciones al respecto.

Cabe señalar que la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, señaló el 4 de marzo pasado que en la administración actual no se utilizará la técnica de fractura hidráulica para extraer hidrocarburos no convencionales.

“Es un trabajo que a la Secretaría de Energía le corresponde y que mientras no vayamos a una técnica segura (diferente al fracking), que vamos a buscarla, no podemos desarrollar”, expuso en un evento celebrado en Tampico.

Pese a esto, el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2019 asignó tres mil 350 millones de pesos para un proyecto de aceite y gas en lutitas; mientras que CNH aprobó en febrero pasado cuatro planes de exploración presentados por Pemex Exploración y Producción en la Cuenca Tampico Misantla.

El comisionado Gaspar Franco señaló a su vez que la normatividad en Conagua, ASEA y CNH permite que el Pemex haga estas propuestas, "a veces se habla de prohibir el fracking. Pero hasta el momento, el tema o el marco legal permite que al operador le otorguemos autorización y que haga los trabajos, cuidando la normatividad existente”.

 

 




NTX/RNN/EVG/EM/PETRO/HIDRO
CONTENIDO RELACIONADO